15 October 2011

El lomo saltado

A pedido de nuestro laureado y morocho aedo, Joda Criolla deja de lado toda pretensión cultural, toda afectación que pueda malinterpretarse como elitista, y, en cambio, se dedica a resaltar los valores criollos tan caros a él.

El lomo saltado es un plato típico de la gastronomía del Perú, cuyo registro data de fines del siglo XIX, donde se le conocía como «lomito de vaca», «lomito saltado» o «lomito a la chorrillana».

El plato surge por la influencia de los chinos cantoneses, y tiene la sazón y la mezcla de la cocina criolla peruana con aquella oriental.  La influencia china se muestra en el uso de la técnica de cocción en sartén.  El favorable resultado de este sincretismo gastronómico, su sabor y aroma, es el fruto de la fusión puntual de dos gastronomías milenarias.

Este plato criollo típico del Perú tiene variantes, porque dependiendo del gusto local, se han reemplazado unos ingredientes por otros.

Es uno de los más consumidos popularmente, y en 2002 fué objeto de una obra magistral titulada "Oda al Lomo Saltado" del Premio Nobel de Literatura 2011, el famoso poeta peruano Carlos Orellana Quintanilla.

El lomo saltado se encuentra en el menú de restaurantes en las ciudades del mundo donde han emigrado peruanos, incluído el remoto Wellington en la abstemia Nueva Zelandia.

13 comments:

Carlos Orellana said...

Mi querido Químico Loco, Mr. Wallqui: a mí la sonda me la han metido por el meato y no me ha sido nada placentera. También me han hecho, un año atrás, una colonoscopía como parte de un chequeo preventivo; me durmieron y no lo sentí. Como usted dice, primero es la salud.
Me asombra su gastroenterógo y ha hecho bien en cambiarlo, pues es cuestión de sentido común asociar una úlcera no solo al estres sino al uso inmoderado de bebidas alcohólicas y a comidas especiadas y picantes como la peruana. Felizmente la nueva cocina peruana está naciendo y deja atrás el exceso de platos que no merecen el paladar exigente como los que se sirven en las picanterías (jaleas por ejemplo). El populismo gastronómico (mejor diría populacherismo) exalta estas barbaridades como si fueran acto genial del pueblo. No hay tal, los genios son individuales, las masas solo son odiosas coreografías.

Moshé said...

No hay tal, los genios son individuales, las masas solo son odiosas coreografías.

Este reciente comentario de nuestro Nobel no se condice con su naturaleza demótica y proletaria.

Se exige la aclaración del caso.

Carlos Orellana said...

Ya he explicitado mi punto de vista, pero lo haré de nuevo. Yo creo que las elites cambian el mundo; pueden hacerlo en beneficio de ellas y sus intereses o en beneficio de la humanidad. yo estoy or lo último.

cvalqui said...

Poeta, vuelvo contigo, respecto a tu comentario lo observo muy utopico, soñador, sobre todo cuando mencionas ".... en beneficio de la humanidad. yo estoy por lo último."

Tu espiritu altruista me conmueve, seguirias el camino de Jesus cuando dijo a un seguidor " si estas conmigo, despojate de toda tus posesiones y sigueme".

De seguro no lo harias, entonces tu canto de sirena, para alborotar la tribuna, cae en saco roto.

Poeta, el papel aguanta todo, el diablo tambien es un angel.

Ejemplos en la historia tienes muchos, el poder corrompe y endiosa al NECIO.

cvalqui said...

Poeta sigues con tu desden por el lomo saltado, comida que das a tus perros.

Moshé said...

Vivan el champagne, el caviar y el vodka dice el polaco!

Moshé said...

Es facil, facilísimo, predicar el altruismo con el dinero y propiedades de otros.

Como Carlitros, creo que al aedo se fue de boca y que jamás de los jamases se despojaría de propiedad material alguna en sacrificio de otros.

No se porqué, pero el termino socialista de café pituco me viene a la mente.

Carlos Orellana said...

Haces una caricatura de mi punto de vista, hebreo. Yo he podido hacer dinero fácil cuando estuve en el poder. En cambio solo perdí parte importante de mi patrimonio. Esto puede resultarle absurdo a los espiritus que no son superiores. Para mejor ilustrarte de mi punto de vista te enviaré un artículo que publique en 1998 o 1999 en mi columna Esquirlas. El título es significativo: "Dar y tener". Es mi filosofía.

Carlos Orellana said...

DAR Y TENER
Alguna vez, en busca de una frase que resumiera -como hace el relámpago con la luz- la vida sabia, me topé con tres palabras muy simples y modestas. Eran el título de un libro de poemas: “Dare e avere”, título que fácilmente podemos trasladar al castellano como “Dar y tener. He allí la suma del vivir bien, del existir con sabiduría. Su autor, un poeta sabio, un humanista de estos tiempos deshumanizados y deshumanizantes : Salvatore Quasimodo.
Que sea italiano, como Eugenio Montale, que en medio del fragor de la guerra, y de la peste del fascismo, pudo encontrar para la poesía un lugar entre el olor de los limones y el esplendor solar; o como Giuseppe Ungaretti, que escribió inigualables versos de solidaridad humana, no me asombra. Así son , por lo general, los italianos: malos soldados -para desgracia de cerdos como Mussolini- pero buenos hombres , amantes y esposos.
¿Y a cuento de qué viene todo esto? A que recordaba también la historia de una masacre nazi en la plaza de una pequeña ciudad italiana, masacre de la que fue testigo una niña que treinta años más tarde sería mi “profesorezza” en el Istituto Italiano di Cultura. En las palabras de la madura, pero bella Carla ( hablaremos en otra ocasión de la belleza otoñal de las italianas) no percibí odio contra los alemanes que vestían el uniforme del Tercer Reich, sino una sobria repugnancia hacia los bárbaros. Es lo que en medio de una hermosa afirmación por la vida, volví a percibir en la “Vita e bella”, el extraordinario filme de Roberto Begnini.
Por eso no me asombra que el querido Quasimodo haya escrito “Dare e avere”. Para ser medianamente feliz, que es la única forma posible de ser feliz, hay que saber dar , y es aquí donde entramos a los territorios de la generosidad, la solidaridad, la compasión.
Dar, sin embargo, se ha ido convirtiendo en el verbo de la utopía. Tener, poseer, acaparar, ambicionar, despojar son verbos de mayor vigencia gracias al virus del exitismo , que como una influenza del alma arrasa con los más jóvenes. Lo veo en mis hijos mayores y en sus amigos que piensan que la solidaridad solo es compatible con los Traperos de Emaús o las hermanitas de la caridad.
Pero toda vida, para ser equilibrada, productiva y digna, debe procurar, asimismo, satisfacciones personales. Dar, pero también tener, poseer los buenos bienes de la tierra: una mujer de cálidas piernas, hijos que crezcan como álamos, un seco de cordero con la vieja receta familiar (donde no debe faltar la naranja agria) , y los libros que amamos. Alguien dirá y qué de la casa campestre o la de playa, y qué de eso que llaman poder.
Bueno, uno puede tener todo aquello, siempre y cuando conozca los límites de cada cosa, porque como dicen, no los italianos, sino los chinos: un hombre puede poseer diez mil acres, pero duerme en una cama de dos metros. Y agregaría: y se duerme para siempre, en otra de similar medida.

Aldo said...

Carajo, parece que a este lomo saltado le metieron mucho aji, de ahi que los comenzales andan algo irritados.

Al poeta que viene golpeado por la sonda meato rectal, le estan dando latigazos como a esclavo, antes de la liberacion de Castilla.

Su unico pecado fue despotricar contra el lomo saltado, Vate en que mierda estabas pensando ?
Has ofendido a la poblacion que tiene buen diente
y donde este plato tiene un altar propio.

Moshé said...

Ese es un lindo artículo, aedo.

Pero toda vida, para ser equilibrada, productiva y digna, debe procurar, asimismo, satisfacciones personales.

Es imposible estar en desacuerdo con esa filosofía, esa manera de vivir. Sin embargo, la enorme dificultad está en como la interpreta cada uno.

Es inevitable: hay seres más animalescos que otros, para quienes lo inmmediato y lo material son lo único que cuentan.

No pretendas cambiar e imponerte a nadie. Respeta a los demás. Vive y deja vivir.

Moshé said...

Yo he podido hacer dinero fácil cuando estuve en el poder.

Poeta, el dinero no se hace "fácil", se gana trabajando honradamente.

cvalqui said...

"Yo he podido hacer dinero fácil cuando estuve en el poder. En cambio solo perdí parte importante de mi patrimonio. Esto puede resultarle absurdo a los espiritus que no son superiores."

Trabajar para los demas en perjuicio de mis intereses, mis hijos, mi familia, no me perece altruista, parece masoquismo.

En cambio trabajar para satisfacer a los que te rodean y que realmente te quieren, o sea tú familia es primero.

El poder te repito embriaga y al mas sensato lo vuelve necio, por eso los que vivieron subordinados al poder a cambio de falsos halagos y fatuos aplausos, siempre seguiran viviendo de los recuerdos y los sueños "de lo que no pudieron hacer".